Tratamientos estético

Cavitación para eliminar la grasa localizada

¿Qué es la Cavitación?

La cavitación es un tratamiento estético que ofrece moldear el cuerpo, eliminar depósitos de grasa y mejorar nuestra apariencia, reduciendo la celulitis. Es una novedosa terapia que facilita la eliminación de las células adiposas (grasa) mediante el proceso físico de la cavitación, permitiendo la fácil eliminación de la grasa mediante procesos naturales como la orina o el sistema linfático, por lo general este tratamiento se realiza en centros médicos especializados en la utilización de esta terapia.

¿Cómo es el proceso de aplicación?

En una sesión de cavitación típica, se comienza por untar la zona a tratar con un gel y pasar sobre ella un cabezal muy similar al de un ultrasonido. Este cabezal al entrar en contacto con la piel libera ondas ultrasónicas de baja frecuencia, que consisten en impulsos de compresión-expansión que viajan en ciclos de alta velocidad. Este ciclo de ida y vuelta provoca entonces una cantidad infinita de micro-cavidades o micro-burbujas que se van agrandando gradualmente. Esta ampliación progresiva termina cuando las micro-burbujas comienzan a colisionar e implosionar, produciendo ondas de choque que favorecen la emulsificación y eliminación de los tejidos grasos (este fenómeno se llama “cavitación”). El líquido se aspira fácilmente del cuerpo utilizando el sistema linfático y urinario.

¿En que zonas se puede aplicar?

La cavitación puede ser aplicada en las zonas comúnmente problemáticas como abdomen, caderas, glúteos, piernas, espalda e incluso en la papada.

¿Cuantas sesiones serán necesarias?

El volumen de grasa acumulada en la zona a tratar será el indicador del número de sesiones necesarias para mejorar su apariencia, ya que mientras más grasa localizada, mayor número de sesiones serán necesarias para obtener los resultados deseados. Por lo general, un tratamiento de cavitación dura entre 35 y 40 minutos cuando se trata una sola parte del cuerpo. 72 horas deben transcurrir entre cada sesión para que el cuerpo pueda eliminar la grasa. El número de sesiones variara en función del problema que presente el paciente. Siendo el mínimo recomendado 6 y nunca se deben superar las 15 sesiones seguidas, se recomienda descansar 1 mes como mínimo después de completado un ciclo de sesiones

¿Tiene algún riesgo o contraindicación?

La cavitación no supone ningún tipo de riesgo y después de una sesión la persona puede hacer su vida como de costumbre, ya que el procedimiento no es invasivo y no requiere anestesia para su realización. Esta técnica es pensada para eliminar la grasa localizada, por lo tanto no se recomienda su aplicación en personas con importante índice de obesidad o grasa corporal. Asimismo mujeres embarazadas, personas con algún tipo de infección, con prótesis en la zona a tratar, epilepsia, marcapasos o con alguna afección dermatológica deben abstenerse de realizarse la cavitación.

¿Qué recomendaciones debo seguir?

Se debe beber 2 vasos de agua como mínimo,  un par de horas antes para ayudar a hidratar las células y conseguir mejores resultados. No se recomienda hacer ejercicio antes del tratamientos ya que las células pierden agua y los resultados son menores y si, se recomienda hacer ejercicio posteriormente al tratamiento para facilitar la eliminación de la grasa (Ej.  Caminar una hora) Se debe dejar por lo menos 4 días entre las sesiones, ya que el organismo necesita 72 horas para eliminar la grasa emulsionada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *